Salsa de tomate con menta y canela

Belén Gil

Cuando hacemos una salsa de tomate, siempre intentamos neutralizar la acidez del mismo endulzándolo con azúcar en el peor de los casos o miel en el mejor. Pues bien, ¿y si os digo que hay una manera mucho más sabrosa y sana de hacerlo? La canela en polvo nos ayudará a rebajar la acidez del tomate sin necesidad de añadirle calorías mediante azúcares innecesarios. Además nos aportará el plus de garantizarnos una buena digestión, gracias a sus múltiples propiedades: es carminativa (favorece la eliminación de gases del tubo digestivo); antiemética (evita los vómitos); ayuda a disgregar los alimentos al estimular la producción de ácidos gástricos, facilitando su digestión y es un eficaz anti ácido capaz de reducir el ardor que se puede producir después de una comida copiosa. ¿Quién da más? Y por si esto fuera poco, le da un sabor a los platos delicioso.

Esta salsa de tomate nos servirá de base de un montón de recetas. Veréis que hablamos de salsa de tomate, no de tomate frito…No hace falta freír nada, para obtener un sabor a tomate inconfundible que le va a dar a nuestros platos un toque único.

 

Ingredientes:

  • 800 gr de tomate maduro
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de menta fresca
  • aceite de oliva extra virgen
  • canela
  • sal

 

Preparación:

Ponemos en una cazuela un poquito de aceite de oliva virgen extra y doramos el diente de ajo que habremos laminado antes. Trituramos el tomate fresco cortado a cuartos. Lo añadimos a la cazuela y lo pochamos bien durante 30 minutos, a fuego muy lento y sin tapar.

Una vez pasado este tiempo le añadimos media cucharadita de sal, lo espolvoreamos con canela (al gusto), le ponemos la ramita de menta y lo trituramos todo bien finito, para que nos quede una textura lo más fina posible. Para esto es ideal un baso batidor o la Thermomix, porque como habréis visto no hemos pelado los tomates. Si queréis le podéis poner un chorrito de aceite virgen extra una vez acabado de cocinar, para que mantenga ese sabor característico del aceite crudo.

Ponedlo en un pote hermético de cristal y una vez templado, a la nevera, donde nos aguantará perfectamente una semana. Lo usaremos en guisos, para la pasta con un poquito de orégano, en las pizzas…probadlo y nos decís que tal.

4 comentarios en “Salsa de tomate con menta y canela

  1. Prueba con tomates enteros, sin piel, cocinarlos al vapor y luego pasarlo por un pasapurés y lista para servir la salsa. No hay que hacerles nada más. (no batidora por que le resta color y sabor)
    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s