Yogur con fruta

Carmen Raya Saavedra

En el mercado encontramos un gran surtido de yogures. Los tenemos naturales, azucarados, desnatados, de sabores, cremosos, con trocitos de fruta… Sin embargo, a excepción de los yogures naturales todos tienen un factor común: una cantidad importante de azúcar. Lo ideal seria consumir un máximo de 25g de azúcar al dia (15g los niños) y dicho esto os invitamos a revisar la etiqueta de cualquier yogur, vaya, la etiqueta de cualquier producto destinado a desayuno, postre, merienda…

Esta receta es una idea para disminuir ese consumo de azúcar sin necesidad de renunciar al yogur con fruta. El yogur es un gran aliado de nuestra salud intestinal, al tratarse un probiótico con buena biodisponibilidad, ya que las cepas que se suelen usar de “bichitos buenos” son resistentes a los ácidos del aparato digestivo y en su mayoría llegan en buen estado a nuestro intestino, manteniendo la microbiota del mismo. (Intentad comprar yogures con un mínimo de calidad). Importante el consumo de yogures siempre, pero especialmente en periodos de ingesta de antibióticos, durante los cuales la microbiota puede verse afectada. Cuando añadáis semillas a vuestros platos, masticadlas bien, ya que es en su interior dónde se hallan todos sus nutrientes y de lo contrario, tal como entran…se van.

 

Ingredientes:

  • 1 Yogur natural (cualquier yogur natural vale, aunque en esta receta se ha utilizado yogur de cabra producido en una granja de la zona)
  • La fruta que más nos apetezca (en este caso se ha usado melocotón)
  • Mezcla de semillas
  • Miel (Opcional)

 

Preparación:

Batimos el yogur antes de abrirlo o lo mezclamos con una cuchara según nos guste más o menos espeso, si es necesario añadimos una cucharadita de miel , mezclamos, añadimos la fruta elegida cortada a daditos, unas semillas por encima y… ¡a disfrutar!

* Si te vas acostumbrando al sabor del yogur natural llegará un momento en el que tomándolo con fruta no necesitaras añadirle miel ni ningún otro edulcorante, el paladar se acostumbra!

*Puedes prepararlo en un tupper para poderlo llevar a cualquier lugar siempre y cuando lo mantengas refrigerado y lo consumas el mismo día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s