Opinión sobre “Mi primer Cola Cao”

Carmen Raya Saavedra

Estos días encontramos por las redes sociales a muchos nutricionistas que critican que un producto como “Mi primer Cola Cao” esté avalado por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP).

Como consumidores entendemos que si un producto lleva en su envase impreso el sello de dicha sociedad es porque se supone que dicha sociedad lo recomienda y por lo tanto debe ser una buena opción. Vaya, yo es lo que pensaría…

Pero, ¿tan malo es este producto para que de repente muchos nutricionistas lo critiquen?

A bote pronto… a mí la frase que me viene a la cabeza es “Toda la vida hemos tomado Cola Cao de niños y no nos ha pasado nada”. Pero… es que ese no es el problema. Quiero decir, el problema no es tomarse un vaso de leche con Cola Cao al día.

El problema, tal y como explicamos en nuestro post “Fabricando niños obesos” es la cantidad de productos azucarados que ofrecemos a los más pequeños sin ser conscientes de ello.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños no tomen más de 15-30g al día de azúcares añadidos.

En este sentido la iniciativa de reducir el contenido de azúcar de un producto que ya estaba destinado a los más pequeños a mí personalmente no me parece mal. La industria se ha dado cuenta de que la gente empieza a buscar productos con menos azúcares pero que lo del 0 azúcar con edulcorantes tampoco gusta… Y ofrece al consumidor lo que pide.

Pero publicitar el producto como fuente de vitaminas y minerales cuando lo que más aporta es azúcar (concretamente 5g de azúcar añadido por vaso de leche) y obviar esa aportación pues no me parece tan bien. Y que la SEPEAP avale dicho producto dando a entender que es bueno para la salud de los pequeños pues tampoco.

¿Entonces en qué quedamos? ¿Es bueno o es malo?

Cuánto menos productos azucarados les demos a los niños mejor. Ya no solo para evitar superar los 15-30g diarios que antes comentaba, que también, sino porque si no acostumbramos a los niños pequeños al sabor dulce vamos a evitar que durante toda su vida busquen este tipo de sabor en alimentos superfluos.

Añadir este producto a la leche de los niños no es para nada necesario, pero si aun así queréis ofrecérselo por lo menos sed conscientes de que solo le estáis añadiendo sabor dulce NADA DE VITAMINAS Y MINERALES!

6 comentarios en “Opinión sobre “Mi primer Cola Cao”

  1. Entonces no quiero ni pensar en que opinareis del último cola cao que han sacado recientemente a la venta de 0% azúcares…!! No lleva azucares pero supongo que llevará otros ingredientes poco recomendables, verdad..??

    Me gusta

    1. Efectivamente Cristina, no tengo la etiqueta a mano para poder valorar los ingredientes, pero seguramente llevará algún tipo de edulcorante por lo que seguiremos teniendo el problema de acostumbrar al paladar a sabores dulces. En caso de querer añadir sabor a la leche yo suelo recomendar cacao puro por ser lo mas similar, aunque se le puede dar sabor de varias formas! Cacao, algarroba, canela… Es cuestión de probar y quedarse con la que mas guste!
      Saludos!

      Me gusta

      1. Pero el cacao puro yo lo he comprado recientemente con esa intención y es demasiado amargo al ser puro y mis hijas no lo quieren, lo tengo q usar mezclandolo con eritritrol, entonces ya no será tan saludable, verdad..?

        Me gusta

  2. Lo ideal seria poco a poco ir rebajando la cantidad de edulcorante hasta conseguir eliminarlo.
    Tal como dices, el cacao puro es bastante amargo y al final la intención es darle un toque de color y sabor a la leche por lo que con una cucharadita de café es mas que suficiente. Desconozco la cantidad que has probado pero ten en cuenta que a mas cantidad mas amargo.
    Por otro lado… Igual te parecerá una tontería… pero conozco casos en los que metiendo el cacao puro en el bote de colacao los niños no se dan cuenta del cambio y lo aceptan sin quejarse del sabor! Igual no es el caso… pero es otro “truco”.
    De todas formas mi consejo es que no te preocupes en demasía por algo tan concreto. Si el resto de la dieta es adecuada, es decir, predomina el consumo de alimentos de origen vegetal y hay poco consumo de productos ultra procesados, el poco edulcorante que eches a la leche es lo de menos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s