Propósitos de año nuevo

Belén Gil

 

Bueeeeno, pues ya ha pasado el “grueso” de las fiestas navideñas: solo nos queda el chocolate con churros del día de la cabalgata y el roscón de Reyes.

Y como nos conocemos, el lunes día 8, vendrán todos los buenos propósitos dietéticos que hemos reservado para 2018.

Ojo-cuidao: si lleváis dos semanas arrasando con polvorones, turrones, bombones y delicias varias, típicas de estos días, no os marquéis  ahora dos semanas a base de lechuguita-pechuguita-yogurt…para llegar a la tercera semana en modo canino ON.

Huid como de la peste de las dietas-milagro (no, no existen, y os lo repetiremos hasta la saciedad si hace falta); de las dietas megahipocalóricas de 500 kcal/día (lo más probable es que perdáis una buena cantidad de músculo, agua y algo de grasa); dietas de un solo color (por comer alimentos de color verde el lunes, amarillo el martes y morado el miércoles, los excesos no van a desaparecer de tu perímetro); de las dietas de zumos (que por más naturales y recién exprimidos que sean, llevan cantidades absurdas de azúcar); de los ayunos de varios días sin control médico (poca broma con esto); de la dieta depurativa con sirope de ágave de ¡una semana! (Una barbaridad de campeonato que puede tener consecuencias regulares, tirando a fatales).

Vamos a ser sensatos: dos semanas de excesos tienen consecuencias, pero tenemos 365 días por delante para hacerlo realmente bien. ¿Cómo?, pues muy sencillo: adquiriendo UNOS BUENOS HÁBITOS durante un tiempo indefinido…¿qué tal para siempre? Si lo pensáis bien, es un plan más sencillo y bastante más razonable, ¿no?

Porque vamos a ver…¿a quién le gusta pasar hambre?, a nadie. Eso es así hoy, mañana y por siempre jamás. ¿A quién le gusta que le priven del pan, por poner un ejemplo? o ¿que tal si te privan de todo, durante 15 días y solo puedes comer fruta, yogur e infusiones? La mala leche que te entra es para echar a correr y no mirar atrás… Entonces, ¿porqué poneros retos imposibles, que parecen asequibles la noche antes de empezarlos?…si al segundo día literalmente estamos que mordemos, y al sexto ya nos hemos tirado a los donuts como si no hubiera un mañana.

No eliminéis ningún grupo de alimentos de vuestra dieta, comed con cabeza…raciones con las que os sintáis saciados, no llenos hasta reventar, y sobretodo: COMED COMIDA REAL.

Si necesitáis perder más de 5 kilos, poneos en manos de un profesional titulado : un DIETISTA-NUTRICIONISTA  os ayudará a aprender a comer bien, a bajar de peso de forma saludable y a no recuperarlo.

Poca broma con la salud, empezad el año con un PROPÓSITO REAL: ESTE AÑO VOY A APRENDER BUENOS HÁBITOS de la mano de un profesional de la salud, este año voy a ir a la consulta de un dietista-nutricionista.

¡Feliz año, cocinillas! Empezamos un libro de recetas con 365 páginas en blanco…¡y pensamos llenarlas todas!

2 comentarios en “Propósitos de año nuevo

  1. Siempre los mejores consejos. Los pies en la tierra y aprendiendo con vosotras. Un año más…. Esperemos que sea el bueno. Empiezo mis buenos propósitos siguiendo vuestros sabios consejos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s