Ensalada de zanahoria, naranja y pipas de calabaza

Belén Gil

Cuanto más colorida sea vuestra ensalada, más posibilidades hay de que aumenten los nutrientes que lleva. No caigáis en la rutina y utilicéis siempre los mismos ingredientes. Atreveos a experimentar…

Esta ensalada lleva una base de lechuga romana con naranja, zanahoria, sésamo, pipas de calabaza y gel de semillas de chía (mucílagos que os ayudarán a regular vuestro tránsito intestinal, que se forman dejando las semillas de chía en remojo con agua).

Está aliñada con aceite de pipas de calabaza, que va genial para combinar con el dulzor de la zanahoria y el ácido de la naranja.

Ingredientes (para dos personas)

  • 1/2 lechuga romana
  • 1 naranja
  • 2 zanahorias
  • 1 puñado de pipas de calabaza
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo
  • 2 cucharaditas de gel de semillas de chía
  • aceite de pipas de calabaza
  • sal

Preparación

Lavamos la lechuga y la centrifugamos para eliminar el agua sobrante -no hay nada más desagradable que el exceso de agua en el fondo del plato-.

Pelamos la naranja, y hacemos láminas. Las partimos por la mitad.

Pelamos las zanahorias y las rallamos.

Montamos en un plato una base con la lechuga, y le añadimos la zanahoria rallada y la naranja, las semillas de sésamo, las pipas de calabaza, el gel de chía y lo aliñamos todo con el aceite de pipas de calabaza. Salamos al gusto y lista para consumir.

Recordar que os podéis llevar vuestras ensaladas a dónde queráis, respetando el orden de montaje, como os mostramos en el post de la jar salad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s