Spaghetti all’arrabbiata

Belén Gil

Que a todos nos encanta la pasta, no es ningún secreto. Y que los platos de pasta tienen fama de calóricos, tampoco. Pero esto último no tiene por qué ser del todo cierto. Si nos ceñimos a la pasta en sí, y la acompañamos de ingredientes ligeros, no debe darnos miedo comerla a menudo. En esta receta, os proponemos acompañar la pasta con nuestra salsa de tomate y unas gambas ya peladas. Los beneficios de las gambas, los tenéis en nuestra receta de spaghetti al nero di sepia . Para darle un toque diferente, añadiremos guindillas. ¿Os atrevéis?

Ingredientes

  • 400gr de spaghetti (si son integrales, mejor)
  • 200 ml de salsa de tomate casera
  • 2 guindillas
  • 200 gr de gamba pequeña pelada
  • 100 ml de vino blanco
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

 

Preparación

Hervimos la pasta en abundante agua con sal, los minutos indicados en el paquete. Escurrimos y reservamos. Ponemos en una sartén un chorrito de aceite de oliva virgen extra, y salteamos las gambas con las dos guindillas, que previamente habremos machacado en un mortero. Añadimos el vino blanco y removemos hasta que reduzca el líquido resultante, y evapore el alcohol. Seguidamente le ponemos el tomate y lo ligamos todo bien. Ya podemos añadir la pasta reservada. Lo dejamos todo tapado y sin fuego, unos 10 minutos, para que la pasta absorba bien los aromas de la salsa y ¡listo! ¡Buen provecho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s