Espaguetis con pesto de avellana y queso fresco

Belén Gil

Normalmente el pesto se suele hacer con piñones, pero en esta receta, los vamos a cambiar por avellanas, para darle un toque más dulce y menos graso.

La pasta fresca es casera, hecha con harina de espelta integral,  huevo y hojas de espinacas.

Para que el pesto tenga un aspecto más atractivo, en vez de abusar de las hojas de albahaca que le darían un aroma demasiado intenso, añadimos unas hojas de espinaca, y le vamos a añadir bastante menos aceite del que suele llevar, para no abusar de las grasas.

 

Ingredientes

 

Preparación

Ponemos a hervir agua con sal, y cocemos la pasta durante unos 4-5 minutos.

Durante ese tiempo, ponemos en el vaso del robot de cocina o de la batidora las hojas de espinaca, junto con las de albahaca y las avellanas y lo trituramos todo, hasta que nos quede una pasta, al punto de pomada.

Retiramos, y ponemos en el vaso el queso fresco. Lo trituramos hasta que quede con una textura cremosa.

Mezclamos parte de la pasta de espinacas, albahaca y avellanas, para darle color, y le añadimos un poco de AOVE para potenciar el sabor. Rectificamos de sal, si es necesario.

Emplatamos, y decoramos con el resto de la pasta de espinacas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s